viernes, 23 de febrero de 2018

Un poema de "Cómo escribir una canción de amor" de Sholeh Wolpé

Mamá dice entierra
tus vergonzosas historias
en lo más hondo del hígado
llévatelas contigo
a la tumba.

Pero un hígado sobrecargado
explota en la oprimida
quietud de la tierra, envenena

los gusanos, el agua,
el terreno, la cosecha que persigue
al sol, que nutre a nuestros hijos.

SHOLEH WOLPÉ


martes, 20 de febrero de 2018

Un poema de "Todo lo zurdo" de Víctor M. Díez

Sacrifico mis intenciones mirando el ocaso.
El ritual ante otros ojos, me ayuda.
Ya no me doy cuenta, me retraso.
Desconozco los riesgos de cada acto.
Hundirme, quedarme absorto ante lo que aprendí
y ya había olvidado, es mi manera de avanzar.
El desorden de la inmediatez. Una sucesión
de equipajes a medio abrir como almanaque.
No hay quien ande por este sótano
de memoria, nunca me acuerdo de la bombilla.

VÍCTOR M. DÍEZ


viernes, 9 de febrero de 2018

Un poema de "Historia de un alma" de Antonio Praena

LA ALEGRÍA

¿Y si morir no nos entristeciera?
Ni Platón ni el cristianismo
hubieran sido necesarios.
La historia de Occidente se funda en la tristeza
que nos causa la muerte
de la que no sabemos nada
porque todo lo ocupa.
Yo elijo la alegría
no de vivir, que acaso es más estúpida,
sino de imaginar que todo esto
será olvidado para siempre,
que un día no será durante nunca,
que tampoco está siendo en este instante.

ANTONIO PRAENA


martes, 6 de febrero de 2018

Un poema de "Asimetría" de Adam Zagajewski


ACERCA DE MI MADRE

Acerca de mi madre no sabría decir nada,
cómo repetía vas a lamentarlo
cuando ya no esté, y yo no creía
ni en ya ni en no esté,
cómo me gustaba mirarla leyendo una novela de moda,
yendo directamente al último capítulo,
cómo en la cocina, donde pensaba que no era un lugar
adecuado para mí, preparaba el café del domingo,
o, lo que era aún peor, un filete de bacalao,
cómo esperaba a que llegaran los invitados y se miraba
al espejo, haciendo aquella cara que la protegía tan bien
de mirarse cómo era realmente (por lo que parece, eso
lo cogí de ella, igual que otras debilidades),
cómo hablaba con soltura de las cosas
que no eran su fuerte, y cómo tontamente
la hacía rabiar, como aquel día que se comparó
con Beethoven, al perder el oído,
y yo le dije, cruel, pero sabes, él
tenía talento, y cómo me lo perdonaba todo
y cómo lo recuerdo todo, y cómo volé de Houston
a su entierro y no supe decir nada,
y sigo sin saberlo.

ADAM ZAGAJEWSKI




viernes, 2 de febrero de 2018

Dos poemas de "Palabras para viajar" de Ana Alonso (Ana Isabel Conejo)

ADIÓS

A veces decir adiós cuesta tanto trabajo
como levantar la mano en clase
aunque te sepas la pregunta.

A veces sólo quieres que los demás no noten
que tú aún sigues ahí.

Hasta que te das cuenta
de que siendo tú mismo
no le haces daño a nadie.

Entonces estás listo
para mirar al día
a los ojos
y decir alto: "Yo no quiero esto"

Alto y claro.
Y te vas
en busca de otros días,
de otras gentes.

Te vas.
Así de fácil.


VERANO

Al final de los túneles del miedo
yo siempre me imagino
que me espera el verano.

Chirridos de cigarras,
brisa caliente y húmeda,
y un mar tan verde
que me hace sonreír.

Sé que está ahí, a la vuelta.
Porque el verano,
pase lo que pase,
siempre vuelve.

Incluso cuando crees
que todo se acabó.

ANA ALONSO







miércoles, 31 de enero de 2018

Un poema de "El arrecife de las sirenas" de Luna Miguel

BAÑO EN EL LAGO DE SLOTERPARK


quería que la primera vez que vieras el mar 
fuera en el sur
concretamente en el cabo de gata
más concretamente aún en el arrecife de las 
sirenas
o en aquella cala hecha de escombros
entre las salinas y la fabriquilla
donde una vez en primavera tuve que lanzar
 rosas al azul
quería eso y fui egoísta
porque en vez de celebrar tu cuerpo en la arena
de cualquier playa divertida
yo quise llevarte a la de un recuerdo íntimo
mirarte vivo allí donde miré la muerte
y bautizar aquel encuentro
como una casualidad artificial pero memorable
sin embargo
el destino quiso que tus ojos se toparan en 
agosto
con el agua extranjera del mar del norte
y con el barro de los canales holandeses donde los patos
baten sus alas levantando las mismas gotas
que salpiqué sobre tu tripa
el último día de vacaciones en sloterpark
fue allí donde descubrí que el arrecife
es un lugar que sólo existe en mi cabeza
una imagen hecha de sal y espuma
que lo inunda todo y se parece a tu mirada
da igual la cantidad de veces
que te hubiera imaginado en el mar de los deseos
creo que lo que me libera del miedo y de la muerte
es verte vivo en todos mis paisajes

LUNA MIGUEL




miércoles, 24 de enero de 2018

Un poema de "De regreso a nosotros" de Ana Pérez Cañamares

Cómo es posible que me encuentres
cuando soy descampado o ruina

y sin embargo has venido
mi nombre y señas los traes
apuntados en un sobre

al abrir la carta encuentro
los planos de mi reconstrucción:

yo misma los dibujé hace años.

ANA PÉREZ CAÑAMARES